¿Por qué guardamos todos nuestros retales?

¿Por qué guardamos todos nuestros retales?

¿Por qué guardamos todos nuestros retales? 1080 663 Boto de Coto

¿Por qué guardamos todos nuestros retales?

 

Es una pregunta que nos suelen hacer aquellos que nos visitan en el taller. Y la verdad es que la respuesta es siempre la misma: No lo sabemos, pero no podemos tirarlos. A lo que añadimos: ¡Y seguro que algún día podremos hacer algo con ellos!

La verdadera razón es que nos encanta verlos. Así recordamos todas las horas que hemos pasado en el taller cortando y cosiendo uno a uno cada bolso, cada mochila, cada cartera. Son como el recuerdo de cada uno de ellos. Pero hay otro motivo además del emocional. Cuando fundamos nuestra empresa nos comprometimos a reducir al mínimo todos nuestros residuos incluyendo aquellos derivados de la producción, distribución y administración.

Hubo otras épocas donde el material era un recurso valioso. Desde un trozo de seda hasta la piedra más tosca de un muro. Por eso, por su alto valor, se guardaba cada retal, cada trozo de madera, cada piedra no utilizada. Hoy en día, debido a la mecanización y el encarecimiento de la mano de obra se ha perdido esta filosofía de trabajo. Y se tiende a desechar todo aquello que entorpece los procesos de fabricación en serie.

 

NUESTRO COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

En BOTÓ DE COTÓ nos hemos propuesto conservar cada trozo de tela, por pequeño que sea e intentar reutilizarlo. Aún siendo un pequeño gesto a nosotros nos ayuda a concienciarnos de la importancia de reducir los residuos que producimos e intentar así borrar nuestra huella ecológica.

 

Retales en el taller de BOTÓ DE COTÓ

 

Retal en forma de confeti. Producto del residuo de los ojales de las mochilas.

 

Reutilizamos el confeti en la fiesta de cumpleaños de Emma. La pequeña de la familia!

 

Cumpleaños de Emma decorado con retales.